Ofertopolis.com 10 años contigo
902 401 408  
Noticias Ofertópolis
 
inicio > noticias > Dudar de uno mismo es necesario

Portada Ofertopolis Nacional Internacional DEPORTES EMPRESARIAL OCIO Y CULTURA SALUD TECNOLOGIA AFILIADOS

01/4/2014
Dudar de uno mismo es necesario

Dudar de uno mismo es necesario

Este hombre de barba adusta y gesto amable pertenece a la estirpe de los actores intensos. Se les distingue rápido. Cada respuesta les lleva un tiempo. Entre que escucha la pregunta y empieza a atisbar la lejana posibilidad de decir algo pasan dos miradas al infinito, una sonrisa cómplice y tres balbuce. "Cuidado", precisa, "mi aspecto es por culpa de la película que estoy haciendo ahora mismo. No es nada personal", bromea. Le creemos. Sobre todo cuando nos dice que la película de marras se llama Everest. La montaña es lo que tiene.

Sea como sea, Jake Gyllenhaal (Los Ángeles, 1980) vuelve con la misma e incuestionable actitud con que lo hizo la última vez que pisó la cartelera. \'Enemy\' es el reverso aún más oscuro del ya turbio thriller \'Prisioneros\'. Las dos películas fueron prácticamente rodadas a la vez, por el mismo director (el canadiense Denis Villeneuve) y ambas colocan a su protagonista en el sitio exacto al que siempre aspira un actor con tendencia a la intensidad.

"Digamos que una complementa a la otra y las dos se beneficiaron del trabajo de la otra", dice y, ante la cara de incredulidad del entrevistador, sigue: "Sí, \'Prisioneros\' era una película de estudio, grande, que para ser diferente, para no convertirse en una más, necesitaba un impulso. Y eso se lo dio la forma y el sentido de \'Enemy\'. Por otro lado, este es un proyecto caprichoso, artístico si se quiere, y muy indulgente que no hubiera sido posible sacar delante de la nada. El que el director y yo nos conociéramos dentro de la maquinaria de la industria facilitó las cosas".

Para situarnos, \'Enemy\', recién estrenada, está basada en la novela de Saramago \'El hombre duplicado\'. Un buen día un hombre se descubre a sí mismo en otra persona. El mismo cuerpo, los mismos gestos, idénticas cicatrices. Sólo que la vida, eso que nos rodea cuando nos levantamos de la cama, es diferente. Lo que sigue es una persecución obsesiva, enfermiza, hipnótica e irresistible detrás de alguien diferente que, en realidad, es la misma persona. Si se pierden es que han entendido de que va. En efecto, se trata de eso: de extraviarse.

Un despiste brillante

"Dudar de uno mismo es necesario para no volverse loco ¿Quién nos dice que somos los que creemos ser? ¿Cómo reaccionaríamos si un día nos viéramos de frente con quien realmente somos?", se pregunta para terminar de extraviarse. Y, ya puesto, extraviarnos. En cualquier caso, gana la película, uno de los despistes más brillantes del año.

Cuenta que la película es diferente hasta en la forma de ser entregada al público. En España se estrena en sala comercial, pero en Estados Unidos lo hizo con el sistema de VOD (Video on demand, o pago por visión). Y le fue bien. "El digital está condicionando todo. No sólo el modelo de explotación y de ver las películas sino el propio trabajo de los actores. No es lo mismo limitarte a unas escenas de 10 minutos, el máximo de un rollo de película, que trabajar con la cámara delante sin limitación de ningún tipo", comenta.

El que habla es un actor empeñado en buscar trabajo con algunos de los directores más inquietos de Hollywood. Desde David Fincher (\'Zodiac\') a Ang Lee (\'Brokeback mountain\') pasando por Duncan Jones (\'Código fuente\'). Y como corresponde no queda otra que preguntarle por el futuro del cine, así en general, en tiempo de paradigma cambiante.

"Procuro no ser demasiado apocalíptico al respecto. Sigo creyendo que lo básico no ha cambiado. Un papel exige una concentración que no la facilita el que las tomas ahora puedan ser eternas. Además, la calidad del celuloide es todavía insuperable". ¿Nostálgico? "Yo diría chapado a la antigua. Rodar es, sobre todo, esperar. Nada en una película es instantáneo. Y no me refiero sólo al revelado. Digamos que todo ese proceso hace que puedas tocar cada segundo de película y eso, con el digital, se está perdiendo".

Para cuando acaba la entrevista, le dejamos reflexionando, dos pasos más adelante, sobre el significado de la palabra \'verdad\' en su trabajo. Y todo por una pregunta inocente alrededor de una declaración antigua.

-¿Usted dijo en una ocasión que es triste un mundo en el que los políticos parecen actores y los actores hablan como políticos?

-El trabajo de un actor consiste relacionarse con la verdad. Hay muchos aspectos de un político a los que no tengo acceso... Pero impresionan como mienten. Sólo diré una cosa más: la verdad es muy bella y complicada.

La intensidad es, sin duda, esto.

Fuente: elmundo.es

Lecturas: 736

ÚLTIMA HORA

6 Tips para la prueba del VESTIDO de NOVIA
La...
Lecturas: 243
Fecha: 02/12/2018
X Salón de boda, comunion y bautizo. 16-18 Noviembre 2018. IFEPA
El...
Lecturas: 219
Fecha: 19/11/2018
Fiesta Halloween
Miércoles...
Lecturas: 222
Fecha: 30/10/2018